sábado, 11 de febrero de 2012

Born to Die, Lana del Rey: Un disco que llega 13 años tarde


El disco del que todo el mundo habla y la chica que todo el mundo critica. Después de tanta discusión, que si Lana sí, que si Lana no, finalmente me he animado a escuchar este album. Tenía curiosidad por saber a qué sonaba. Y me encuentro con la sorpresa de que, pese al aspecto vintage 50-60 de la imaginería visual que emplea la artista, el sonido es absolutamente clavado al del trip-hop más comercial de finales de los 90.

Mi intuición con emparentarla con el legendario primer album de Dido, No Angel, no era nada descabellada. Los ritmos del hip-hop, los acompañamientos de cuerda, los efectos sonoros de voces marcando el ritmo (algo que popularizaron artistas como Prince en los 90), incluso la voz de Lana quebrándose al estilo de Dido, la guitarra a lo James Bond de acompañamiento, las referencias a los videojuegos o a la Diet Mountain Dew (nacida en 1988 y popularizada durante los 90), la influencia de Bettersweet Simphony de The Verve en National Anthem... Tiene todos los clichés que nos remiten a artistas como Hooverphonics, Portishead, incluso he encontrado reminiscencias a algunos artistas del hip hop como los ultrapopulares en aquella época The Fugees y en general al sonido trip hop más comercial de final de milenio.


Así que ya sabéis, si tenéis alrededor de 30 años, y os gustaron esta clase de artistas, el album de Lana os va a resultar interesante. Personalmente me parece que no inventa nada, quizás el mérito esté en recuperar este sonido, ya casi olvidado y tan interesante. Mas el hecho de que el directo de Lana sea tan flojito (es una intérprete que necesita muchas tablas aún), y el error de realizar una campaña de comunicación tan masiva, vendiendo la piel del oso antes de cazarlo, hace que me eche bastante para atrás.

Podéis elegir, espopmaníacas y espopmaníacos.

Por favor, os invito a realizar comentarios, ¿qué impresión os produce esta artista?

3 comentarios:

redronin1b dijo...

Frescor es lo que me produce esta moza. Frescor en el sentido de que me deja más bien frío. Videogames es un hype resultón pero tampoco mata.

Arguifonte dijo...

Yo he pasado de la devoción al hastío en cuestión de meses. Me gustaba más cuando era una "rara avis" en vez del monstruo en el que la hemos convertido.

eρHedro dijo...

Es más bonito que Pitbull.