miércoles, 8 de septiembre de 2010

Los mecanismos sinfónicos de Antònia Font: Coser I Cantar. 1/4

Antes de que me decidiera a escribir este análisis, mientras escuchaba los CDs y veía el DVD, me imaginaba dando una ponencia sobre esto. Primero me imaginé exponiendo el tema a mi grupo de amigos de México, una noche cualquiera, bebiendo y fumando, cómodos en el sofá, a media luz. Después me imaginé al frente de un aula de escuela. Ahora lo plasmo en letras. Con muchísimo respeto, admiración y cariño, esta es mi particular ponencia sobre Coser I Cantar de Antònia Font:

La primera canción que escuché de Antònia Font fue “Jo, Robot” en octubre del 2008, hace nada. Este extracto de Coser I Cantar era uno de los temas del CD recopilatorio del número 266 de la revista Rockdelux. De los veinticinco temas que seleccionaron en esa edición, la de la banda mallorquina Antònia Font era sin duda la que más misterios encerraba. Apenas dos minutos con veinte segundos, pero eso era suficiente para que la melodía le diese vueltas a mi cabeza una y otra vez a lo largo del día y de la noche. Esos arreglos de cuerdas, los recursos a mitad de la canción cuando se escuchan unas bolas metálicas que caen, esa lengua catalana que ya para entonces me parecía muy bella, y los cambios de ritmo de la pieza me parecían de la más fina creatividad. Incluso escribí un relato llamado “La segunda muerte de Caruso” que inicia con este tema.
Obviamente investigué más y más sobre la banda y me enteré de su importancia en España y sobre todo en Cataluña. Cinco laureados LPs los han situado en esa categoría: Antònia Font (1999), A Rússia (2001), Alegria (2002), Taxi (2004), Batiscafo Katiuscas (2006), y el recopilatorio sinfónico que aquí nos ocupa: Coser I Cantar (2007).
El responsable de la bellísima voz de Antònia Font es Pau Debon; los teclados de Jaume Manresa son pura Ciencia Ficción espacial; el ritmo preciso y sólido lo marca Pere Manel Debon; la envolvente potencia del bajo es de Joan Roca; y la guitarra puntual y discreta cuelga del hombro del genio de la banda, quien compone letras y música: Joan Miquel Oliver. Para Coser I Cantar recurrieron a la creatividad de Miquel Àngel Aguiló para orquestar las canciones y dirigir a la orquesta.
Todos son de Mallorca y Joan Miquel Oliver concretamente del municipio de Sóller y Miquel Àngel Aguiló de Palma de Mallorca. No sé exactamente en qué parte el resto de miembros de la banda ha nacido. No tengo todos los datos que me gustaría saber acerca de la banda porque soy tan sólo un crítico de música aficionado que está aprendiendo y mis fuentes se reducen considerablemente. Quizá algún día tenga las herramientas que una publicación especializada en música me pueda brindar. Se vale soñar.
¿Por qué es importante remarcar el lugar donde han nacido y crecido? Puesto porque me sorprende y lo admiro. Estamos ante seis auténticos mallorquines que en diez años de carrera lograron dar un concierto en el Gran Teatre del Liceu, dejándolo patas arriba porque todo mundo se fue de espaldas. No sé, quizá no sea un detalle importante para remarcar, pero para mí lo es porque en Barcelona, la capital de Cataluña, se presume mucho de que la cultura, la innovación y la originalidad distinguen a la ciudad. Y sí, en Barcelona se mueven muchas ideas y creatividad. El problema es el tono con el que presumen. Porque es ese tono, típico de las capitales (en Madrid y en México, D.F. pasa lo mismo), como de quien cree que sólo en Barcelona se cuece lo mejor de Cataluña. Pero señores y señoras, queridos y queridas míos, hace dos años, el 30 de marzo del 2008, seis isleños con el acento más mallorquín con el que se puede hablar (acento de provincia catalana) estuvieron interpretando durante hora y media en el Teatro del Liceu los veinte temas de Coser I Cantar y al final y durante casi todo el acto fueron alabados. Un reconocimiento muy bien merecido por los presentes a ese concierto y por la crítica especializada a priori y a posteriori. El juez más duro es el Tiempo, así que tendremos que esperar y ver qué le depara a esta banda, pero me atrevo a predecir que con tan sólo Coser I Cantar, Antònia Font se ha ganado el pase directo al Olimpo.
Haré otra crítica al resto de España y en general a todo el mundo. No entiendo y no me cabe en la cabeza el por qué no se escucha música catalana fuera de Cataluña. A ver, en el fondo sí sé por qué, pero rechazo la idea automáticamente porque creo que las cosas pueden ser distintas. ¿Usted, lector, escucha música en catalán o en vasco o en gallego o en griego o en taiwanés (por citar algunas lenguas)? ¿Por qué escucha en inglés entonces? ¿Domina por completo esa lengua? ¿Entiende absolutamente todo lo que dicen los anglosajones en sus letras? ¿No se ha sentido decepcionado cuando traduce la canción que se ha pasado toda la semana cantando sin saber su significado? ¿No ha cantado, o intentado cantar, incluso, alguna pieza reciente de Sigur Rós (por citar a alguna banda de lengua relativamente poco hablada)? ¿Qué no es islandés eso que cantan? ¿Sabe al menos un par de frases en islandés? Responda estas preguntas sinceramente y ahora piense por qué nunca se le había ocurrido escuchar música que no fuese ni en inglés, ni en castellano, ni en el poco islandés que ha aprendido con Sigur Rós. ¿Por qué cojones no escucha música en cualquier otra lengua autóctona que no sean las que acabo de citar si para el caso es lo mismo para mí, que soy hispanohablante, escuchar a Benjamin Biolay, cantautor francés, o a Joy Division, mancunianos, que a Manel, banda de lengua catalana? Y no piensen que estoy defiendo exclusivamente las bandas catalanas, no. Ni estoy criticando a los anglosajones. Estoy defendiendo todas aquellas bandas que cantan en su lengua autóctona, sea cual sea, y estoy criticando el anglocentrismo ridículo que siguen la mayoría de las personas, tanto escuchas como algunos autores. ¿Por qué va a ser más interesante escuchar a los estadounidenses o ingleses que a los búlgaros o koreanos? Esto es música, señores. Y la música no tiene barreras. No me gusta ver bandas como Phoenix que son franceses cantar en inglés, ni como Mando Diao, suecos, cantar en inglés, o como Russian Red, madrileña, cantar en inglés, o como Zoé, mexicanos, cantar en inglés. Independientemente de que sean buenos o malos músicos, ¿qué mierdas hacen cantando en inglés? Sin duda buscan una gran proyección. O unos dirán que es porque así les sale al componer… Pues no sé, a mí esta respuesta me parece una gilipollez. ¿Por qué no les sale componer en arameo antiguo también? Pues porque nunca han escuchado arameo antiguo. No nos hagamos tontos, esos músicos componen en la lengua que más han oído cantada. No creo que las referencias musicales de Mando Diado sean específicamente suecas, serán todas o casi todas inglesas. Por eso cuando una banda no anglosajona decide cantar en su lengua autóctona no es sólo un signo de autenticidad, sino de que ellos lo ven como la manera más natural de proceder. Si quieren hagan un experimento: Coja alguna canción de Radiohead (que le gustan a casi todo el mundo) y quite la voz de Thom Yorke. En su lugar ponga la de algún cantante filipino que cante en su lengua y que tenga un registro que pueda encajar con la melodía. ¿Les dejaría de gustar sólo porque está cantando en filipino? Les invito pues, a que reflexionen sobre este tema y abran sus oídos. En otras partes del mundo se hace música interesantísima. Toda África, por ejemplo, crea constantemente joyas dignas de escucharse y re-escucharse.
Pero bueno, paso de nuevo a Coser I Cantar, que es lo de lo que realmente quiero hablar. Decía que descubrí a Antònia Font por Rockdelux hace ya dos años. Pero no había tenido la oportunidad de tener el material en audio (doble CD junto la Orquesta Sinfónica de Bratislava más un documental llamado “Els mecanismes” en DVD de cómo se realizó el álbum) ni en audiovisual (concierto en directo en el Gran Teatre del Liceu junto con The New Royal Philharmonic Cuatro Quesos Orchestra en DVD) hasta hace unos meses. Realmente ha sido revelador. No sólo superó las expectativas que yo pensaba sobre Antònia Font y sobre este trabajo en concreto, sino que se situaron inmediatamente en un lugar privilegiado en mi corazón. Los CDs los disfruté muchísimo pero la ejecución en directo no es de este mundo, es algo Soberbio.
Voy a dar paso a la escucha de toda la obra canción por canción, no sin antes hacer algunas aclaraciones sobre la estructura que elegí para presentar esta crítica, porque tiene una razón de ser.
Tanto el CD doble como el DVD presenta veinte temas que van en este orden:
1.- Mecanismes. 2.- Tokio m’ès igual. 3.- Dins aquest iglú. 4.- Alegria. 5.- Vitamina Sol. 6.-Jo, Robot. 7.- Vos estim a tots igual. 8.- Wa yeah! 9.- Bamboo. 10.- Productes de neteja. 11.- Amazones a sal luna. 12.- Armando Rampas. 13.- Astronauta rimador. 14.-Holidays. 15.- Robot. 16.- Portaavions. 17.- Tots els motors. 18.- Alpinistes-samurais. 19.-Batiscafo Katiuscas. 20.- Vehicle lunar.
Hasta ahí acaba el disco pero en el DVD todavía hay seis temas más. Son los bisos o el encore. Antònia Font sin la orquesta interpreta tres temas que no pertenecen a Coser I Cantar: 21.- Darrera una revista. 22.- Love Song. 23.- Miles d’habitants.
Luego vuelve toda la orquesta al escenario e interpretan tres temas que ya habían tocado esa noche:
24.- Alegria. 25.- Wa Yeah! y 26.- Astronauta rimador.
Se trata de las tres canciones de Coser I Cantar con más energía para terminar de enloquecer al público. Son quizá las canciones con las que Antònia Font cerraría un directo si no se hubiesen decidido por el reto de interpretar en orden todo Coser I Cantar. Las interpretaciones son distintas, obviamente. En las que reinterpretan en el encore prima el sentimiento y la emoción. Dentro del tracklist original lo que prima es la técnica y la ejecución. Creo que es más interesante escuchar las versiones que se tocaron en el orden que las del encore. ¿Razones? Calidad de sonido y de ejecución. Seriedad, en suma.
Me centraré en lo que se hizo en los primeros veinte temas. Mezclaré las canciones de Coser I Cantar en el estudio con los extractos que edité del directo. En otras palabras, en esta crítica no encontrarán ni el audio entero del álbum ni todo el concierto en video. Para elegir los extractos del directo utilicé como criterio los videos que ya están desde hace mucho en Youtube. Me explico: en Youtube están disponibles 13 videos de los 26 que tiene el DVD. Esos 13 videos son: Mecanismes / Dins aquest iglú / Alegria (del encore) / Vitamina Sol / Vos estim a tots igual / Wa yeah! (del encore) / Bamboo / Armando Rampas / Astronauta rimador (del encore) / Robot / Tots els motors / Alpinistes-samurais y Batiscafo Katiuscas. Yo he elegido casi los mismos videos (pero editados de forma distinta): Mecanismes / Dins aquest iglú / Vitamina Sol / Jo, robot (no estaba en Youtube) / Vos estim a tots igual / Bamboo / Armando Rampas / Astronauta Rimador (no el del encore sino el de la ejecución original. No estaba disponible en Youtube) / Holidays (no estaba en Youtube) / Tots els motors y Batiscafo Katiuscas. Así que sólo he subido tres videos más de los que están ya en Youtube. No me pude resistir pero lo hice para argumentar mejor mis observaciones. Y lo digo como lamentándome porque no quería, a priori, subir todo el concierto por la sencilla razón de querer picar a alguno de ustedes para que se hagan del DVD. El primer motivo que me mueve a hacer esto es para crear demanda de un gran producto que, aunque no lo crean, no estaba en la Fnac ni por asomo. ¡En la tienda de música más grande de Madrid, capital de España! Eso sí, había cuatro DVDs distintos de Aerosmith. ¡De Aerosmith, por dios! Luego le pregunté a un dependiente de la Fnac si podía encargar el DVD de Antònia Font y me contestó de la manera más prepotente y resolutiva que “Antònia Font no tiene ningún DVD”, que seguramente me había confundido o que estaba equivocado (al tiempo que el hombre me dedicó una mirada como diciendo “tú qué sabrás de música”)… Le dije que ya lo había visto por la página virtual de la Fnac y resoplando buscó el producto en su base de datos en el ordenador y lo encontró pero me dijo que estaba descatalogado. Me recomendó pedirlo por la misma página de la Fnac porque, si lo vi ahí, los distribuidores de la red podrían hacérmelo llegar a casa. Pues bien… o no tanto, porque el puro envío es de seis euros (más lo que cuesta el DVD en sí) y la verdad es que soy un pobre mexicanillo en Madrid sin mucho dinero. Así que pensé en qué otro lugar podría conseguir el DVD que no fuese por la red (ya que también en la tienda oficial de la banda y en alguna otra página se puede conseguir pero el envío sigue siendo igual de caro) y rápidamente se me ocurrió que en el Centro Cultural Blanquerna (librería de Madrid dedicada a la cultura catalana) podrían sacarme de este apuro. Y en efecto, por 15 pavos me llevé esta joya a mi casa, justo cuando empezaba a anochecer la ciudad. Planazo para terminar ese día.
Entonces, se entiende, me jode que una pieza tan maravillosa como esta sea difícil de conseguir cuando bien no podría ser así. Si alguno se convence después de leer toda esta entrada, por favor, vaya a su tienda de discos y pídalo.
Por eso no quiero poner el concierto entero, porque muchos se lo descargaran tan fácil y nunca he estado de acuerdo con los internautas que descargan absolutamente todo de manera inconsciente. Además la proyección del DVD sin cortes y sin editar es una delicia, cada gesto, cada proyección de luz, cada desplazamiento de la cámara, cada canción, cada nota… es como si estuviésemos ahí en el foro contemplando una obra teatral magnífica. Ojo, no se saque mi declaración de contexto. No estoy en desacuerdo con la descarga, sino en la desaprovecho de ella. O al menos a mí me gusta darle valor extra a la música (que es lo que más quiero en el mundo) y el esfuerzo que me ha tomado buscar y gastar esos 15 euros que no me sobran (aunque tampoco me muero de hambre ni mucho menos, sé que hay muchísimas personas que están en peores condiciones que yo), que podría haberlos ocupado en hacer una compra de despensa decente, me hace sentir que merezco la dicha que esa música me ha dado y de paso gratifico simbolicamente a ellos como músicos y personas. Si estos chicos se han tomado los días, las semanas, los meses y los años en crear esto, lo mínimo que puedo hacer para agradecerles es remunerar su trabajo. Si lo piensas tampoco es tanto lo que piden por un disco (en el mayor de los casos), muchísima gente se gasta mucho más que 15 euros en una noche infame de discoteca (por poner un ejemplo), donde te cobran 8 euros por una bebida que no te dará ni dicha ni te hará mejor persona, a lo mucho te hará sentir feliz por un instante y casi ni eso. Pero señores y señoras, yo me ahorré dos copas y me las gasté en un DVD que me hizo mejor persona, me ha dado horas y horas de dicha y me ha hecho feliz.

Bien, ese es el criterio que utilicé para desarrollar mi tema. Como ya dije, este es un recopilatorio sinfónico, las versiones originales de cada tema se pueden escuchar en los LPs anteriores de Antònia Font. Yo hablaré poco de las versiones originales, sólo alguna pequeña nota porque lo principal aquí es comentar lo que se ha hecho en el sinfónico, en el estudio y en el directo. Y ahora, si les apetece, escuchemos música que por eso estamos aquí:

Acento mallorquín en el Gran Teatre del Liceu.

Mecanismes

Tercera llamada, tercera llamada. El Gran Teatre del Liceu está lleno. Todo el público expectante. Esta noche no se representa ninguna ópera de Mozart ni de Prokofiev ni de Leoš Janáček. Esta noche se coserá y cantará con acento mallorquín.
La versión original de Mecanismes (de Batiscafo Katiuscas. 2006) tira al final de la pieza más como una canción de Albert Pla que como uno (quizá el mejor) de los ejercicios sinfónicos y orquestales de Coser I Cantar. Empezar el álbum/directo con esta canción es acertadísimo. El inicio de toc toc como de reloj averiado (primer mecanismo de la noche) seguido de ese glisando que imita a un motor dan la sensación de inicio, de obertura. Toda la orquestación fue compuesta como si de mecanismos en funcionamiento se tratasen. Durante la pieza los oímos trabajar y mientras más se acerca el final los instrumentos entran en una espiral hipnotizadora hasta que algunos pierden el control o de plano enloquecen. La banda plantea esta canción de una manera muy clásica. Parece difícil ver que detrás de esta melodía hubo una canción de rock-pop sencilla. Durante la duración de Coser I Cantar nos vamos a encontrar, básicamente, dos tipos de canciones: las que se inclinan por el rock (y que hay poca orquestación o muy poco ostentosa) y las que se inclinan por un tratamiento más clásico (donde la orquesta se hace materia prima de la melodía). Mecanismes pertenece a éste último grupo. Perfecta…. ¡shhh, que ya salen los músicos al escenario!... toc toc toc toc toc toc.....

Mecanismes (Mecanismos). (Video. 6:38):


He vist un riu a París a prop de sa torre gris. He vist un paraigües esqueixat, tots es mecanismes. Un home i sa dona aturats conversen enterra amb un moix. Sa dona desplega i desfà tots es mecanismes. I plou un dia normal, sa gespa s'enverda i reviu. Ell tira es paraigües espenyat, tots es mecanismes. I vola es pedaç ondulant i com un insecte ferit, dins s'herba per sempre aturats, tots es mecanismes, tots es mecanismes, tots es mecanismes, tots es mecanismes...

En castellano:
He visto un río en París cerca de la torre gris, he visto un paraguas roto, todos los mecanismos. Un hombre y su mujer parados conversan en el suelo con un gato, la mujer despliega y deshace todos los mecanismos. Y llueve un día normal, el césped enverdece y revive, él tira el paraguas roto, todos los mecanismos. Y vuela el trapo ondulante, y como un insecto herido en la hierba para siempre parados, todos los mecanismos…

¿Qué tal? Yo no sé ustedes pero la primera vez que escuché esto tuve que regresar al inicio y empezar de nuevo. Me rasqué los oídos y me froté los ojos. No podía creerlo. ¿Alguno de ustedes recuerda algún inicio (de lo que sea, película, álbum, etc.) tan emocionante y perfectamente bien logrado y pensado? Yo la verdad es que pocos. Es que, insisto, estamos ante una obra teatral en toda regla, que se atañe a los modelos clásicos, que son, al final de cuentas, los grandes modelos de ayer y de hoy y, seguramente, del futuro.
Pero, lector, hay que espabilar, que estos no nos dejan mucho margen para suspirar entre canción y canción…

Tokio m’ès igual

La original de esta canción (Batiscafo Katiuscas. 2006) lleva un sonido que se me antoja muy tierno, muy suave. Los teclados del fondo son como la musicalización de una escena muy verdosa en uno de esos cuentos que se despliegan cuando los abres y crean escenarios móviles. Definitivamente la versión de Coser I Cantar me evoca otras cosas, aunque paisajísticas igualmente. De hecho la música de Antònia Font es muy paisajística, ya lo verán.
Aquí vamos en el aire. ¿En un avión? No sé, probablemente. Esta canción me deja pensando porque creo que tiene múltiples apreciaciones. Le letra me parece un poco ambigua, ¿o alguien entiende algo concreto, concordando en cada verso?
Nos habla de Shangai, Pekín, Tokio… ¿Su asiento en posición vertical? Eso te dicen cuando va a aterrizar el avión.
Yo me aventuro a pensar que nos relata esta historia:
Un chico se levanta un lunes después de un domingo de improvisada fiesta. Viaja mucho por culpa de su trabajo. Quizá nuestro personaje se ha enamorado de alguien en Pekín. Ahora se encuentra en Shangai pero Shangai no es Pekín porque ahí no está con quien quiere estar.
Piensa mucho en ella, mucho, mucho, le dice que le ame con mucha fuerza.
Otro viaje: Neones y cosmópolis en tebeos, de sushi y panasónic total. Se encuentra en Tokio, pero eso ya le da igual…

Tokio m’ès igual (Tokio me da igual). (Audio. 2:54):


Sé que és molt difícil aguantar-me sa ressaca i que és dilluns de gelocatil i cafeïna, arrancarem almanco avui. Senyoreta, m'estimi amb molta força i primavera a certa circumstància i perfil, Xangai no és Pequín. I és només quan som una piltrafa que m'escric i me dibuix, sé que per tu i jo una línea recta mos separa sempre junts. Senyoreta, m'estimi amb molta força i primavera a certa circumstància i perfil, Xangai no és Pequín. Senyoreta, ca meva s'abandona i no ho supera, "su asiento en posición vertical", Pequín no és Xangai. Senyoreta, m'estimi com s'estima en es cinema a certa circumstància i perfil, Xangai no és Pequín. Senyoreta, neons i cosmopolis a tebeos de sushi, Panasonic total, Tokio m'és igual.

En castellano:
Sé que es muy difícil aguantarme la resaca y que es lunes, de gelocatiles y cafeína arrancaremos al menos hoy. Señorita, ámeme con mucha fuerza y primavera a cierta circunstancia y perfil, Shangai no es Pekín. Y es solo cuando soy una piltrafa que me escribo y me dibujo. Sé que para tú y yo una línea recta nos separa siempre juntos. Señorita, ámeme con mucha fuerza y primavera, a cierta circunstancia y perfil, Shangai no es Pekín. Señorita, mi casa se abandona y no lo supera, su asiento en posición vertical, Pekín no es Shangai. Señorita, ámeme como se ama en el cine a cierta circunstancia y perfil, Shangai no es Pekín. Señorita, neones y cosmópolis en tebeos de sushi y panasónic total, Tokio me da igual.

Dins aquest iglú


Dins aquest iglú (Dentro de este iglú). (Video. 4:48):


Es meu desert, sempre es meu desert, ses flors són margalides. Un sol en blanc, cases, oceans, ses algues són marines. Tancam es ulls, imaginam fosca i silenci totals. Espai obert, fins i tot el cel, són platges infinites. Es aliments més primordials, falta i defecte brutals. Ses coses no són fàcils per ningú dins aquest iglú tan descongelat, tanta longitud, tan ple de finals, tan privat de tu. Es meu desert, sempre es meu desert, són cactus, són espines. Un sol en blanc, ficus vegetals, ses plantes signifiquen. Tancam es ulls, imaginam fosca i silenci totals. Ses coses no són fàcils per ningú dins aquest iglú tan descongelat, tanta longitud, tan ple de finals, tan privat de tu. Ses coses no són fàcils per ningú dins aquest iglú tan descomunal, ple de calabruix, tanta llibertat, tanta magnitud. Ses coses no són fàcils per ningú dins aquest iglú tan descongelat, tanta longitud, tan ple de finals, tan privat de tu. Es meu desert, sempre es meu desert...

En castellano:
Mi desierto, siempre mi desierto, sus flores son margaritas. Un sol en blanco, casas, océanos, sus algas son marinas. Cierro los ojos, imagino oscuridad y silencio totales. Espacio abierto, incluso el cielo, son playas infinitas. Los alimentos más primordiales, falta y defecto brutales. Las cosas no son fáciles para nadie dentro de este iglú tan descongelado, tanta longitud, tan lleno de finales, tan privado de ti. Mi desierto, siempre mi desierto, son cactus, son espinas. Un sol en blanco, ficus vegetales, las plantas significan. Cierro los ojos, imagino oscuridad y silencio totales. Las cosas no son fáciles para nadie dentro de este iglú tan descongelado, tanta longitud, tan lleno de finales, tan privado de tu. Las cosas no son fáciles para nadie dentro de este iglú tan descomunal, lleno de granizo, tanta libertad, tanta magnitud. Las cosas no son fáciles para nadie dentro de este iglú tan descongelado, tanta longitud, tan lleno de finales, tan privado de tu. Mi desierto, siempre mi desierto…

La original (de Alegria. 2002) es melancólica sí, pero no tanto. Tiene un ligero aire a los 90. (Pau Debon dice que le encanta la música de los 90; de hecho este adjetivo saldrá más veces). La original suena a melancolía juvenil, como todas las melancolías de los 90. La melancolía de la versión de Coser i Cantar es devastadora, de las más nostálgicas y tristes del álbum, o quizá la que más. Esto se debe al arreglo orquestal. Las cuerdas largas y sobre ellas el lento movimiento de los alientos, y de nuevo la letra, esta vez sí descaradamente paisajística, envolvente. La canción no baja hasta los compases finales con las cuerdas muriendo y el arpa arpegiando sus últimas notas.
En el video no pierdan de vista a Joan Miquel Oliver tocando acordes en el estribillo. Sobrios. Él siempre tan discreto, me encanta. A él le fascina ver a su banda funcionar. Los gestos de Pau Debon son pura pasión. Y más en la frase final (Es meu deser, sempre es meu desert…), vean con qué rostro se retira cadenciosamente del micro.

Continuará...

1 comentario:

Anónimo dijo...

En mallorquin los "los" delante de vocal se pronuncian i escriben "ets", como por ejemplo "ets aliments", "ets ulls",...