sábado, 28 de agosto de 2010

Historia del Trip Hop. Capítulo 3: Fin de Milenio

Rapsody inventan la rap-sody, combinan hip hop
con obras clásicas, un éxito fue "Prince Igor"


Corría el año 1999 y todo el mundo andaba pensando en el porvenir. La televisión hablaba no sin cierta sorna del efecto 2000 como si se tratara de un Apocalipsis descafeinado, olía a Odisea en el Espacio, y la gente de a pie se preguntaba precisamente eso, por qué seguían a pie, o más bien en automóvil, cuando siempre habían esperado que en el siglo XXI la gente iría en aeronave.

Y mientras tanto el trip hop se había hecho mayor, casi tanto que esta palabra apenas se empleaba. En el primer capítulo ya os comenté las dificultades que entrañaba describir el sonido y la poca correspondencia entre la etimología de dicha palabra y su correspondencia con el verdadero significado. Además, a estas alturas, eran muchos los grupos de distintos géneros musicales que habían asimilado los sonidos de la electrónica, el hip hop, etc., la fusión estaba a la orden del día, y eso era especialmente común en la música rap, que sin duda sería la que se llevaría todos los laureles en los años 90 (de hecho es un rapero, Eminem, el músico que más discos vende de la década, y cuidado porque vuelve). Por ejemplo, en 1997 surge Rapsody, que fusionaba el hip hop con la música clásica, y con Rapsody surgen muchos más casos pero deben ser estos los primeros que hacen un disco completo enfocado de esta forma.

Pero no vamos a hablar aún de hip hop, aunque si vamos a referirnos a Eminem. Y es que cuando Dido (pista 21), permitió que el rapero utilizara una parte de su canción "Thank You", para utilizarla en uno de los mayores éxitos de venta de la historia, "Stan", no pudo imaginar que esto pudiera servirle tanto a ella (y a él) en su carrera. Estoy seguro de que podría haberse defendido muy bien sola, su disco debut fue lanzado con una buena campaña de comunicación, colaboraba estrechamente Rollo, de Faithless, y algunas revistas especializadas se atrevían a comparar su voz con la de Dolores O'riordan, y su música con la de Björk. Su disco era muy pop, y sí, tenía un punto trip hop interesante, y especialmente la canción que os he puesto en la lista, que se parece sospechosamente a alguna de Tricky.

Emiliana Torrini (pista 22), otra belleza del pop electrónico, que proviene de Islandia y como a Dido, también se la comparaba con Björk, debido a su origen y cierto parecido en su voz: De hecho, más tarde, hacia el 2002, Hollywood encargaría a Emiliana cantar The Gollum's Song, canción de los títulos de crédito de Las Dos Torres, después de que Björk rechazara este proyecto. Si bien pienso que la elección final sería más por el hecho simbólico de provenir de un país escandinavo (tierra de obvia inspiración para el autor de El Señor de los Anillos) más que el aparente parecido entre los estilos de las dos artistas.

Más artistas con aspiraciones comerciales que han absorbido de manera excelente los sonidos trip hop de sus precedentes: Sneaker Pimps (pista 23), en su segundo album, cambian de intérprete y de estilo de manera bastante radical, y hacen un album que las revistas enseguida encuadrarían en el trip hop, y que realmente suena como los ángeles. A estas alturas, las guitarras y los bajos eléctricos se llevan muy bien con los efectos sonoros de la electrónica y no hay ningún problema en fusionar el indie más brit pop con los sonidos más convencionalmente trip hop. Lo que vendría después con Bloodsport casi que es mejor todavía, si bien es más oscuro y rockero.

Sneaker Pimps, en blanco y negro, claro


Fijaos que hemos recorrido ya casi una década. Lo que se llamó trip hop con los Massive y su Bluelines, no es muy parecido a lo que hacen Sneaker Pimps en Splinter, pero todo lo es. Resulta interesante escuchar como los Massive Attack habían evolucionado a esas alturas, escuchando Mezzanine, que data de 1998, y que posiblemente es su segundo disco más exitoso desde el mítico disco de debut Bluelines.

Cambiamos de tercio con The Herbaliser (pista 24), hip hop puro deconstruido, original y distinto, para escuchas selectas. La banda es ecléctica y forman un delicioso mezcolato de jazz, funk, acid house, desde 1995. Comparables a DJ Shadow y su banda.

Red Snapper (pista 25) llevan funcionando desde 1993 (la razón por la que están en esta parte de la lista es porque en Spotify sólo hay canciones de a partir de 1999, ¡lo cuál es imperdonable!), y son un paricularísimo grupo de acid jazz, su sonido suele ser más pausado, cercano quizás al chill out, y comparable a otros artistas de la lista como Air, Dorfmeister o Alpha, para haceros una idea.

A lo mejor os estabais preguntando dónde estaba España durante todo este tiempo. Lo cierto es que en un caso como este, Spain is different una vez más, y existían y existen ciertas casas discográficas cuya fuerza y asentamiento en el mercado nacional siempre ha presionado mucho hacia sus particulares estilos, dificultando el desarrollo de todo artista que sonase distinto a lo que se supone que tenía que sonar para vender más. Así que el posible desarrollo del trip hop en España fue más que incierto, existiendo, cómo no, reseñables excepciones, como la carrera discográfica de la actriz y cantante Najwa Nimri, y especialmente los discos colaborativos con esa máquina todoterreno de componer que es Carlos Jean. Najwajean (pista 26), estrenaban en 1999 su disco No Blood, una joyita española que contenía esta canción, en la más pura línea de Portishead-Shirley Bassey, ese rollito jamesbondiano tan divertido.

Un éxito comercial sin precedentes, que incluso fue un serio competidor con el titán en ventas, Eminem, fue el mesías del New Age, Moby (pista 27), que extrañamente nadie relaciona con el trip hop, pero, sin embargo, mantiene bien la fórmula, formato de canción pop, voces de la música negra, base del dance (Moby emerge del ambient y de la música de club), si tiene algo que lo diferencia del resto probablemente es que es el que está más cerca de la electrónica, porque es muy rítmico, y muy machacón, repitiendo el patrón sonoro una y otra vez, hasta el trance más íntimo.

Moby, el señor que iba a las discos con corbata

Hooverphonic (pista 28), eran belgas, y siguiendo la misma línea de la canción "Dead for you" de Najwajean, también tuvieron un enorme éxito, han habido muchos artistas pop de los 90, como Sheryl Crow, o Fiona Apple, que han seguido este estilo romántico como fórmula exitosa. Mucha atención, Hooverphonic nunca tuvieron esa aparente intención de muchos grupos trip hop de mantenerse al margen de las listas de ventas. Estamos hablando de una época distinta a la de los comienzos, en la que los sonidos cercanos al trip hop pueden ser grandes éxitos pop.

Tuvimos que esperar al nuevo milenio para que la hermosa Alison
Goldfrapp (pista 29) sorprendiera al mundo con su album Felt Mountain. En la línea de artistas como Portishead, Laika o Jay Jay Johanson, su album goza de la elegancia, el glamour, la melancolía de las mejores canciones de estos ya clásicos. De nuevo ese puntito a lo "Shirley Bassey", acompañado de perturbadores sonidos electrónicos. Es una verdadera lástima que la Goldfrapp de hoy a penas sea una sombra de la de este album del 2000. Esta chica ha cambiado horrores estos últimos 10 años. Seguro que hay quien le guste más la nueva Goldfrapp. No es mi caso.



Y despedimos nuestra playlist con la obra de un artista catalán, Xabier Soler, AKA Bergman (pista 30), que en el 2000 lanzaría Inner, un album que puede hacer que vibres, por no decir una ordinariez, y que sin embargo, pasó más bien inadvertido incluso para los más avezados. Y no sería este album una apuesta modesta, cuando contó con la Orquesta Sinfónica de Praga, y con intérpretes de voces angelicales que provocan el arrebato más zuluetesco.

Pero, ¿quién es Shirley Bassey?
Repasad las BSO de las pelis de James Bond

Finaliza la década de los 90, y finaliza nuestra playlist, pero los sonidos del trip hop quedan, y quedan más que inmersos en los sonidos que hoy acompañan nuestras emisoras de radio, nuestros reproductores y nuestras salas de conciertos. Nos dejamos en el tintero grandes eventos que estaban a punto de ocurrir, como el Kid A de Radiohead o el nacimiento de Gorillaz, ambos en el 2001. Hoy por hoy, el género como tal pareciera no existir, pero la influencia de estos músicos sobre los músicos que escuchamos hoy es más que patente. Sal a la calle y di, "sí, soy triphopero", a lo mejor os ha pasado lo que a mí, lo he sido siempre y sin saberlo, oye.

1. Halo (Depeche Mode, 1990)
2. Ooops (808 State, 1990)
3. Principles of Lust (Enigma, 1990)
4. Unfinished Simpathy (Massive Attack, 1991)
5. Higher Than The Sun - A Dub Simphony in Two Parts (Primal Scream, 1991)
6. Glory Box (Portishead, 1994)
7. Original Bedroom Rockers (Dorfmeister, 1994)
8. If You Miss (Laika, 1994)
9. Aftermath (Tricky, 1995)
10. State Of Mind (Goldie, 1995)
11. What Does Your Soul Look Like (Part 4) (DJ Shadow, 1996)
12. If Lovin' You Is Wrong (Faithless, 1996)
13. Trigger Hippie (Morcheeba, 1996)
14. Gorecki (Lamb, 1996)
15. It Hurts Me So (Jay Jay Johanson, 1996)
16. Jôga (Björk, 1997)
17. Gun (Gus Gus, 1997)
18. Apple Orange (Alpha, 1997)
19. Lonely Soul (UNKLE, 1998)
20. All I Need (Air, 1998)
21. Honestly OK (Dido, 1999)
22. Dead Things (Emiliana Torrini, 1999)
23. Half Life (Sneaker Pimps, 1999)
24. Goldrush (The Herbaliser, 1999)
25. Image of You (Red Snapper, 1999)
26. Dead For You (Najwajean, 1999)
27. Porcelain (Moby, 1999)
28. Mad About You (Hooverphonics, 2000)
29. Lovely Head (Goldfrapp, 2000)
30. Transparent Stones (Bergman, 2000)

ESCUCHAR LISTA DE SPOTIFY COMPLETA

1 comentario:

Kang dijo...

Muy buen informe, si señor.
Para refernecias de ultima tanda, y así tener un 30+1, yo añadiría:
31: Waiting for you (King Midas Sound, 2009)
A darle caña.