jueves, 18 de marzo de 2010

ABECEDARIO POP!: Hoy, la Be

BAILAR.-En muchos momentos que estoy a solas me echo a bailar. Tengo un ritmo interior. Bailo con el pensamiento y con el cuerpo, al andar” (Antonio Canales, coreógrafo)

BEATLES, The.-Si tuviéramos que nombrar cinco grupos o intérpretes indispensables, cinco grupos o intérpretes cuya obra haya marcado y marque aún el rumbo de la música contemporánea, estoy seguro que la lista de todas nuestras aportaciones sería enorme, repletita de músicos alucinantes que, en estas últimas 5 o 6 décadas, han contribuido a saciar nuestro hambre de melodías pegadizas y estrofas perfectas. Y sin embargo, de todos estos que podríamos nombrar, no ha surgido en este tiempo ninguno capaz de eclipsar la aportación de los Cuatro de Liverpool. Ninguno ha sido capaz de tomar el testigo y relevarlos. Seguir corriendo hacia adelante y convertirse en nueva referencia. Probablemente, esto no hace sino confirmar dos cosas: primero, la incuestionable relevancia y vigencia del trabajo de estos cuatro, autenticos visionarios y revolucionarios que convulsionaron todo concepto musical existente entonces, sabiendo trocar lo viejo en nuevo; y segundo, que como toda auténtica revolución, aquella empezó y acabó con ellos, y que la misma autenticidad de sus propuestas musicales es precisamente la virtud que ha impedido su sucesión. Casi podríamos decir que Los Beatles (re)inventaron la música moderna dinamitándola desde dentro. Es cierto, miles de artistas inquietos han recorrido miles de caminos formalmente novedosos y transgresores, pero todos y cada uno de ellos acaban volviendo a Los Beatles, concediéndoles a estos, aun más si cabe, ese aura inmortal. No por nada, para los antiguos egipcios, el escarabajo, era el puente entre la vida terrena y la inmortalidad.

BESOS.- La buena música pop habla de todo y de nada. Habla del presente y del futuro. Habla de prender fuego a las cosas y de ese beso perfecto.

BJORK.- Los nombres propios de la revolución tranquila que ha experimentado el POP en los últimos años son muchos y diversos. Pero, sin duda, en lo más alto, pese a quien le pese, está Bjork. Desde Vespertine, quizás antes, la islandesa se postuló como la gran visionaria del sonido que aúna vanguardia y pop. En ella convergen las virtudes de los grandes cambios que se han producido en la música en la última década: experimentación para todos los públicos, incorporación de la música étnica, la electrónica como un medio y no como un fin y la versatilidad de la voz.

BEAUTIFUL AGONY.- Si creemos a pies juntillas las estadísticas de internet, sabremos que la pornografía es el genero más consumido de la cultura popular y paradójicamente es también donde hay menos talento, reflexión o esfuerzo, de modo que la mayor parte de él falla. Si lo que andas buscando son desnudos gratuitos y fluidos corporales, está claro que esta no es tu página web. Lo que más interesa de Beautiful Agony es la manera que tiene de mandar a la mierda la máscara que cada uno lleva puesta. Aquí la gente se expone de verdad, muestra lo que es sin control ni estrategias, sin miedos ni impostaciones. Se trata de la simplificación de una idea sencilla: orgasmos genuinos, intensos y bellos. Toda una declaración de principios de romanticismo posmoderno.

BRINCOS, Los.- Redescubrí a Los Brincos (pues siempre habían estado ahí, volando por debajo del radar) un fin de semana de finales de un marzo lluvioso (tempus fugit), lleno de besos perfectos e ibuprofeno con sabor a limón. Indies cuando no había nacido aun el primero que utilizó este término. Si este país fuera otro, Juan Pardo tendría la altura cuasi mítica de un Paul McCarthy, un Serge Gainsbourg o un Michael Jackson.

2 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

Se agradece que te hayas acordado de la islandesita Björk

¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨

eρHedro dijo...

Qué grande "Letter B".

^_^