viernes, 19 de febrero de 2010

10 razones para amar a Manos de Topo

Lo admitimos. Los chicos y chicas de Es pop, mamá somos fanáticos admiradores de Manos de Topo. El cómo hemos podido llegar a esta situación es para muchos un enigma que casi les quita el sueño. Para estos sufridores: vuestros problemas acaban hoy. Es pop, mamá escarba con manos de topo hasta el underground para desvelaros 10 claves como 10 soles por las que hay que adorar a Manos de Topo.

1. Cualquiera es mejor que ellos.

O al menos eso es lo que pretenden hacernos creer. "Presumimos de que somos muy malos músicos y que somos bastante desastre, y nosotros lo utilizamos como una virtud". Son palabras de Alejandro Marzoa, teclista de la banda. Manos de Topo hace de la figura del perdedor sin remedio y el desastre sonoro su bandera. Según contaron en una entrevista para el Publico.es, sus comienzos en la música comenzaron más como una broma, y el caso es que con esta broma conectan con el público, y han editado ya dos discos. Algo deben tener.

De izquierda a derecha, Alejandro, Rafa, Miguel Ángel y Diego son Manos de Topo

2. Miguel Ángel Blanca, el perdedor con encanto.

La voz y buena parte de la imagen de Manos de Topo. Sin duda lo más llamativo de la banda, y el motivo por el que o se les ama o se les odia. Miguel Ángel protagoniza los videos y canta, o más bien llora, canciones en las que es lógico que todo salga mal. Con todo el sarcasmo nos habla y nos representa a un ser fracasado, impotente, descerebrado, cornudo, alcohólico, y cuya higiene personal deja mucho que desear. Miguel Ángel no es sólo una voz llorona, sufridora e insufrible, es el encargado de soportar sobre sus hombros la pesada carga que implica todo el concepto del grupo, y es ahí donde reluce y da esplendor. Miguel Ángel es todo un actor de comedia, carismático como pocos, y expresivo como cualquier gran cantante, dotando a la banda de una inmensa cualidad: transmitir al público.

3. Las letras: historias tristes, deprimentes, patéticas y para pegarse un tiro...

Todas o practicamente todas las canciones de Manos de Topo se centran en una sola idea: caer todo lo bajo que se pueda por amor. "No me hagas masticar bombillas encendidas", "No seas tú mismo, por favor, no seas tú mismo"."Sé que no es cierto que tú me pegues sin razón". Manos de Topo le da, sin duda, una nueva vuelta de tuerca a la canción romántica, y resulta tan triste que te tienes que reir. Las letras de la banda, compuestas entre los cuatro, repletas de humor irónico, a menudo humor negro, tienen una unidad que sin embargo parece que estuvieran escritas por una sola persona. Según cuenta Alejandro Marzoa (y esto son declaraciones en exclusiva para Es Pop, Mamá, o ¿qué os creíais?, ¡aquí tenemos nivel!):


En un principio el grupo nació como un dúo: Miguel Ángel y yo. Cada uno hacía sus canciones por separado (y letras por separado), ¡pero congeniando muy bien! Cuando entraron Pau y Rafa, las letras las empezamos a hacer entre los 4..., claro está, siempre hay alguien que presenta la primera idea y de ahí la vamos desarrollando y terminando de escribir.

Es maravilloso que los cuatro hayan asumido tan bien el concepto de la banda, y es realmente divertido en sus álbumes o en los conciertos escuchar las penalidades que nos cuentan y que todos hemos vivido alguna vez, aunque quizás no en tan descomunales proporciones.

4. La instrumentalización: La alternativa a lo alternativo.

Xilófonos. Teclados Casio a pilas. Castañuelas. Violines desafinados. Guitarra rollo cantautor. Un bajo y una batería le dan cierto sentido a todo el conjunto. Para aquellos devoradores de música independiente que empezamos a cansarnos de que la gran mayoría de las bandas españolas que se suponen (y en cierto modo lo son) alternativas, vengan a sonar más o menos parecidas, el sonido del cuarteto, que se definen ellos mismo como "que no tienen talento", es un auténtico chorro de aire fresco. Porque cuando aceptas la voz imposible de Miguel Ángel (que teniendo en cuenta el panorama vocal del indie español es fácil), y los efectos ¿retro? del teclado de Alejandro, te encuentras con buenos temas, pegadizos, muy poppies, y que terminas coreando con los amigos. Y es que no quisiera daros la impresión con todo lo escrito hasta ahora, de que Manos de Topo es todo una enorme broma, de buen o mal gusto, y que no puedan ser tomados en serio. Aunque los dos creadores de la banda (Miguel Ángel y Alejandro), no tengan en inicio, una formación musical sino cinematográfica, la otra mitad de la banda la tiene, y el esfuerzo está ahí más que patente por parte de los cuatro.

5. Kike Maíllo: Ingenio visual.

Y aquí hablamos de calidad 5 estrellas. Kike Maíllo, autor de cortometrajes, que ha trabajado con artistas de la talla de Tristán Ulloa o Marta Larralde, y que es especialmente conocido en Cataluña por ser el autor de la serie de animación Arròs covat (donde Manos de Topo colabora poniendo la canción de la sintonía) es el encargado de los videos de la banda, ofreciendonos piezas de una calidad visual y de un ingenio pocas veces vistos hasta ahora. Me cuesta decidirme por un video para mostraros aquí directamente, así que no dejéis de pasaros por Youtube para ver El Cartero (premio Cinemad 2007), o Es Feo, y aquí os dejo el video de su último disco (titulado ni más ni menos que El Primero Era Mejor), llamado Lógico que salga mal, un vídeo con posibles referencias a Michel Gondry y de resultados más que buenos:



6. Alejandro Marzoa, talento creativo.

¿Y quién se atreve a decir que Manos de Topo no tienen talento más que ellos mismos? Como comentaba antes, la formación de Alejandro y Miguel Ángel es cinematográfica, y si visitamos la página web de Alejandro Marzoa podremos disfrutar de sus trabajos, desde cortometrajes hasta un videoclip para The New Raemon (otra pedazo de banda). Los cortometrajes de Marzoa nos hablan de temas cercanos, con mucho sentido del humor y un pelín de amargor, y algo que me encanta, la idiosincrasia gallega. Por cierto, nótese que el cortometraje Padre Modelo es de guión de Miguel Ángel Blanca, y Temporada 92-93, de ambos.

Y por favor, pasaos por Notodofilmfest.com y votad, si os gusta, Cucharada, creado también por el duo.

7. Los conciertos: Diversión asegurada.

Uno de los problemas principales de Manos de Topo es que cuesta mucho entenderlos sin un apoyo visual. Si algún amigo te pasa un mp3 del grupo (al fin y al capo ha sido este el sistema en el que se ha propagado la popularidad de estos chicos), te pueden ocurrir dos cosas, y yo diría que hay un 50% de probabilidades para que ocurra cualquiera de las dos: o te parecen sublimes, o te resultan totalmente deleznables. Manos de Topo ganan, y ganan enormemente, en directo: Para empezar, resulta mucho más sencillo entender su show, entender qué pretenden transmitirnos, y es que se trata más de un espectáculo de humor que un concierto al uso. Después están los chascarrillos y bromas entre canción y canción, y por último pero no menos importante, la expresividad de Miguel Ángel. Su mirada intensa, expresiva, brillando entre todo ese pelo, y su voz penosa, pero no menos cargada de emoción.

De izquierda derecha: Rafa, Miguel Ángel, YoSoyJoss (vuestro reportero dicharachero), y Miguel Ángel. Es Pop mamá, estuvo en el Monkey Week y conoció al cuarteto. No, esta no es la mirada de Miguel Ángel de la que hablo.

8. Avalados por la crítica.

Así es, amigos de Es Pop Mamá. Manos de Topo fueron toda una revelación cuando en el 2007 sacaron a relucir sus Ortopedias Bonitas, y la crítica se rendió ante la originalidad feroz de estos chicos. Incluso, algún artista más reconocido (supuestamente) en el indie, como es Nacho Vegas, ha "admitido" que le gusta Manos de Topo.

9. ¡Son libres!

Son libres porque Manos de Topo comprende cómo funcionan las cosas por internet y la música hoy por hoy. Y aunque los echamos de menos en el Spotify, podremos escucharlos en su myspace o en lastfm donde cuentan con más de 24000 oyentes, que no está nada mal.

10. Porque son buena gente.

Porque Manos de Topo son cercanos, porque se hacen fotos con la peña, y porque les gusta armarla, y como muestra, las instantáneas que Es Pop Mamá captó en el Festival del Monkey Week (Puerto de Santamaría) 2009, entre concierto y concierto:

Pulsar para ver en grande: Alejandro pretende cambiarse la camiseta y sus compis se encargan de liarla ante nuestro perplejo objetivo


Manos de Topo tocarán el día 20 de marzo en la Sala Karma (Pontevedra), y el día 16 de abril en la Sala Sielu (Manresa). Y el 16 de marzo El Primero Era Mejor cumple un añito, ¿todavía no lo has escuchado?

7 comentarios:

Francisco Negrete dijo...

Larga vida a Manos de topo.

Joss, he leído muy pocas tuyas que no sean poesía y el registro que utilizas para expresarte aquí parece como si no fueras tú.

Para bien y para mal.

Viva la irreverencia de estos chicos.

Estrella Checa dijo...

A mi me encantan sus letras y su manera extraña de cantar, y ahora sabiendo todas estas cosas que nos has contado, pues me gustan mucho más aún.

Yo soy Joss dijo...

Claro Negrete, es que hacer un reportaje sobre manos de topo en poesía sería divertido pero mucho más complicado ;-) Me alegro un montón de que te pases por aquí. Si te quieres ir acostumbrando a mi prosa, más abajo hay otro sobre Pony Bravo.

Estrella Checa, tus palabras me hacen feliz. Cuando una cosa se conoce mejor como que nos suele gustar más, ¿verdad?

eρHedro dijo...

...que no et quedi covat...

speech on the beach dijo...

No puedo con esa forma de cantar, pero creo que en ellos hay algo de talento. No sé si el vocalista seguirá forzando la voz en lugar de dejar fluir la suya natural, que resultaría algo menos impostado, pero creo que sería una buena idea.

Saludos a todos los lectores de Jennypop

redronin1b dijo...

Apunten esta fecha en sus santorales predilectos, Jovenes Castores!!

Este es el dia en el que es Pop, mamá se hizo mayor.

Estamos (quizas) ante el inicio de una nueva era.

Estamos (sin duda) ante el articulo más grande jamás escrito en este blog.

Me descubro sr Joss

mihermanapequeña dijo...

Lo que has escrito me hace verlos de una forma muy distinta, no tomandolos tan en serio, aunque veo que son algo muy serio y sobre todo no quedandome sólo en la voz, que por ahora no me gusta nada. Voy a intentar ir a un concierto suyo, tengo curiosidad.