lunes, 18 de enero de 2010

DISCO DE LA SEMANA: Pet Sounds (1966)


Fue en el gélido mes de junio de 1816, año en que las nieves del hemisferio norte se impusieron a las estaciones más cálidas debido a una erupción volcánica. En Cologny cerca de Ginebra, a orillas del lago Léman, en el nº 9 del Camino de Ruth, se encontraba una impresionante villa burguesa, cuyo inquilino estival, el joven poeta Lord George Byron, junto con su médico personal John William Pollidori, recibieron una visita que cambiaría la historia del imaginero colectivo para siempre.

Tan sólo 150 años después, el 16 de mayo de 1966, Brian Wilson, arropado por sus compañeros de los Beach Boys, grababa un disco que cambiaria la música pop para siempre.

A las puertas de Villa Deodati, un trio de aristocráticos inconformistas estéticos (el poeta Percy Shelley, su amante Mary y Claire Clairmont), había llegado para combatir aquel verano de hastio sin sol, con sus conversaciones literarias y sus lecturas de novelas góticas inglesas.

Transcurren los días y la tormentosa noche del 16 de junio, Byron lanza el desafio: "escribamos cada uno una historia de fantasmas".

Percy Shelley traza las primeras lineas de una historia pero rápidamente se desinteresa del tema. Byron desarrolla los escenarios que más tarde aprovecharía Polidori para desarrollar, en un puñado de mañanas, el origen del vampirismo literario con su "El Vampiro".

Y mientras tanto, Mary permanecía en silencio.

Casi siglo y medio después, el album Rouber Soul de los Beatles, principales competidores en los USA de los Beach Boys, impresiona al joven Wilson, hasta el punto de tomarselo como un desfio personal. Tenía que grabar un album mejor.

Por su parte, la futura esposa de Shelley, obsesionada por el reto de Byron, trata en vano de construir su trama, una historia que se nutriera de los mas intimos miedos de nuestra naturaleza; que hiciera estremecer de terror al lector, que paralizara su sangre e hiciera retumbar su corazón.

Y una noche, influenciada por ciertas mezclas opiaceas y sus lecturas gotícas, tiene la pesadillesca visión que le daría lo que tanto ansiaba: un pálido remedo de vida que finalmente se vuelve contra su creador. Un Prometeo moderno que se llamará Frankenstein.

A falta de opio, Wilson coqueteaba con el LSD, mientras iba dando forma a su creación con la ayuda del joven poeta y publicista Tony Asher, cuyo resultado será una obra perfecta como pocas, en su producción y en su ejecución con los habituales ejercicios vocales tan característicos de su banda, junto a un extraordinario sentido melódico.

Un desafio dio origen a dos de las piezas más determinantes y pop!(ulares) de la cultura de entretenimiento de masas y 150 años las separaron.

Es indudable que ambas marcaron un punto de inflexión en sus respectivos campos, pero no puedo dejar de reconocer que tanto la obra de Shelley (Mary) como la de Wilson (Brian) siempre me han dejado un tanto frío y aburrido.

Y es que, hasta eso, llegan a tener en común.

9 comentarios:

Pal dijo...

Iba a leer la entrada pero ha empezado a sonar una canción que me encanta y no he podido centrarme... LA CULPA ES TUYA!!!!

Cuando se acabe, me la baje y la haga mía ya si eso te leo.

Un besazo, Pal

redronin1b dijo...

Pero ¿cual es?, ¿¿cual es??, ¿¿¿CUAL ES???

Te queremos, Pal, y lo sabes.

Pal dijo...

Pues parece que TODAS por que ahora me he quedado pillada con "Falling Over"

Conseguiré leer el post te lo prometo!!

(No me hagas tanto la pelota que se va a creer ésta gente que os pago)

Pop-love

Anónimo dijo...

A mi con la obra de Brian (en general) me pasa al revés, después de escucharla todo lo demás me deja un tanto frío y aburrido.

redronin1b dijo...

PAL: Si te gusta Falling Over, con el videoclip vas a FLIPAR: http://www.youtube.com/watch?v=MpfmrSsWJsg. De nadaaaa!

ANONIMO: Bienvendo/a al blog rosa y y gracias por comentar.

Creo que Pet Sounds es el disco al que más oportunidades le habré dado en mi vida (¿Se me habrá escapado algo?¿Será que no lo recuerdo bien?) y siempre me acaba pasando lo mismo: rollo.

Con Frankestein me pasa un poco igual (creo que solo "El Extraño Caso del Dr Jeckyll y Mr Hyde" le supera en intentonas de lectura).

Be Pop!

Anónimo dijo...

Gracias por la bienvenida :)
Ya indiqué que hablaba de la obra de Brian en general, no sólo de 'Pet Sounds'. La grandeza de este disco, como bien comentas, es que cambió la música para siempre; a partir de ahí que guste más o menos ya es subjetivo. Por eso entiendo perfectamente que no te entre. Eso sí, algún momento puntual como por ejemplo "God only knows" es difícil que no guste ;)
Saludos.

redronin1b dijo...

Ya le digo Sr Anonimo:

A fin de cuentas las canciones son una manera de transmitir las mismas sensaciones de manera bien distintas, y claro aquí entran los gustos de cada cual.

Lo que es indudable es marcó un claro precedente, al igual que la novela de Mary Shelley, siendo la primera obra de ciencia ficción, que podría etiquetarse como tal.

Aunque no nos apasionen, no podemos negarles su hueco.

Gracias por re-comentar!!

Be POP!

PD.- ¿Desvelará vd su identidad en proximos encuentros?

Maya dijo...

¡Discazo imperdible! Las selecciones de disco de la semana son fabulosas. Y ahora mismo estooy escuchando una canción de Karen O que me encanta.... ¡Como me gusta este lugar!

redronin1b dijo...

Y a nosotros nos encanta encantarla Miss Lolita.

Las selecciones semanales son personales e intransferibles y dicen mucho de lo que pasa por la cabeza del que las escribe en ese mismo momento...

(...no somos de los de planear y anticiparnos, vamos escribiendo por impulsos...)

...así que, ¿cual sería tu elección para esta semana? ¿Serías capaz de escribirnos una?

Gracias por comentar Miss Maya. La queremos (y admiramos) y usted lo sabe.