lunes, 4 de mayo de 2009

DISCO DE LA SEMANA: Un Día (2008)

Con "Un Día", la argentina Juana Molina, da un quinto paso dentro de una trayectoria dedicada en exclusiva a perseguir las musas más inspiradas e inspiradoras. En estos doce años, desde que debutara con "Rara", Juana ha ido afianzando e incrementando su colección de seguidores y fanes fatales con cada uno de sus discos, y este último, lejos de ser culmen de nada, es simplemente un ascendente paso mas hacia el infinito (y más allá), por un camino del que ha ido brotando un universo propio a espaldas de concesiones al mercado de masas o a colaboraciones con Coti.

En "Un Día" tropezamos con una experiencia peculiar para sus oyentes, así como, tal vez, para su creadora. Estamos ante un disco rio en el que las canciones se deslizan sin costuras de unas a otras, durante los cincuenta y tantos minutos (y ocho cortes) que dura esta aventura sonora. Sin estridencias ni cambios bruscos de ritmo, la señorita Molina, nos atrapa casi sin querer, en su propio mundo extrañamente alegre, usando como instrumento principal su propia voz, a veces como un simple zumbido de acompañamiento en el fondo ("Los Hongos de Marosa"), a veces como protagonista absoluta en notas poco convencionales más ritmicas que melodiosas ("¿Quien?", "Vive solo")

Y todo ello entrelazado hipnoticamente por una capa digital, electrónica, compenentrandose tan bien, que a veces es dificil discernir donde empieza la una y acaba la otra.

Las letras, el tercer elemento fundamental en esta cuadratura del circulo, terminan de dar color al conjunto, haciendo equilibrios sobre el surrealismo lírico (“Un día cantaré las canciones sin el poema lírico y cada uno puede imaginar para ellos si es sobre amor, desilusión, banalidades o sobre Platón...”).

Pura vitamina sonica para mentes inquietas.

No hay comentarios: