domingo, 22 de febrero de 2009

A quien pueda interesar...


Pensaba escribir un par de párrafos sobre algún disco nuevo que tenga por ahí y hablaros de lo bien que suena, de lo currada que está la portada, recomendaros comprar el original y tal y cual… pero teniendo en cuenta que los últimos cds que han llegado a mi buzón han sido de Takeshi Terauchi, paso. Más que nada por que no creo que este sea el sitio adecuado para hablar del bueno de Don Takeshi.

Hoy prefiero soltaros un rollo, otro, sobre lo que tengo en mi reproductor de mp3. Hombre, hablar de “reproductor mp3” me parece un mero formalismo léxico, ya que a estas alturas lo que llevo enganchado al interior de mi abrigo es un trozo de plástico negro, que por desgaste muestra sus tripas a todo el que se fije. Una cosa si os digo, después de dos años con él suena como el día en que le conocí y hasta que no encuentre esta horterada por ahí no pienso cambiarlo.

Bueno, a lo que íbamos, no soy de los que llenan el aparatito hasta arriba. Me gusta poner tres o cuatro discos, como mucho, para escucharlos repetidamente hasta acabar saturado del grupo, banda o conjunto y así posteriormente daros la chapa por aquí. No son trabajos que han salido del horno esta mañana, pero todavía están frescos.



Hoy por hoy lo primero que suena al encender mi cacharro es el nuevo cd de TV on the Radio, “Dear science”. En el 2006 cuando escuché “Return to Cookie Mountain” mi decepción fue mayúscula, solo me gustaban un par de temas y daba casi por muertos a los de la tele. Con este último trabajo la cosa es diferente, temazzzo tras temazzzo, “Dear Science” es increible, suena como si los abuelos de Radiohead hubiesen nacido en el Delta del Mississipi. Estaremos ante el OK Computer neoyorquino??? Si tengo que seleccionar una canción para un recopilatorio veraniego, grabado en una tdk de 90 minutos, seguramente sería Dancing Choose.



Lo siguiente que tengo guardado es lo más reciente de Plastilina Mosh, titulado “All U Need is Mosh”. Lo cierto es que los P. Mosh nunca me han ido del todo y no tengo ni idea de por que siempre acabo comprándome sus discos. El único single que realmente me ha gustado, hasta ahora, ha sido el Afroman del 98 o incluso el Te lo juro por Madonna del 2003. A destacar de este disco… el homenaje en toda regla a unos de mis ídolos de la infancia, Danny Trejo, en el tema homónimo. Recordar niños la vida vale nada para Danny Trejo. Incluso “Pervert Pop Song” con Ximena Sariñana, en la cual siguen el mismo camino discotequero de la época del Peligroso Pop. Aysssss Ximena…... Otro día os hablare de Ximena Sariñana, pero yo siendo ustedes iría echando un vistazo.

Y para finalizar, nuestro “silbador” profesional, Andrew Bird, nos ha premiado con un elegante puñado de canciones que conforman su nuevo trabajo “Noble Beast”, si se puede, más delicado y sutil que el “Armchair”, del cual ya hemos hablado por aquí. ¿Será qué este tío es incapaz de hacer algo malo? Not A Robot But A Ghost es como peinar debidamente a todos los grupos del dichoso mainstream y gritarles al oído que el violín está vivo!!! Lástima que por mucho que algunos insistamos seguimos sin ver fechas españolas en su web, habrá que acercarse a Paris y escucharle en algún teatro de finales del XIX. Hasta otra jóvenes, tiempo de siesta, hay que descansar que el finde que viene ESPOPMAMÁ invade Madrid.


Por cierto.. esto hay que verlo:

3 comentarios:

redronin1b dijo...

Viva e incluso Bravo!! El hijo prodig(i)o ha vuelto. Este articulazo ha merecido sin duda el sindrome de abstinencia, Sr Rayco.

redronin1b dijo...

Probablemente esté fatal de lo mio, pero ¿aun estoy a tiempo de pedir en matrimonio a la sta Jimena?

...creo que han sido las gafas...

eρH ρoρ [t.a.f.k.a.epHedro] dijo...

Lo tenía aparcado para leerlo como se merece usted. Y me sorprende gratamente ver que de su iPod es todo muy rescatable. Me interesa, eso sí, enterarme de a qué saben Takeshi Terauchi & the Bunnys.

Esa señorita es todo un descubrimiento. Es como para cruzar la calzada aún con el semáforo en rojo, oigan.