miércoles, 29 de marzo de 2006

Desvelo...

...Tap, tap, tap... apenas le llegaba el resuello para inflar levemente sus pulmones ...tap, tap... no sabía cuánto tiempo llavaba corriendo, ni hacia dónde dirigirse, ...tap, tap, tap... tan sólo sentía un irracional sentido de supervivencia y una terrible necesidad de continuar siempre hacia delante ...tap... imaginaba su áspero aliento impactando en su espalda, su torcida mirada en su nuca ...bum, bum, bum... el corazón luchaba por escapársele del cuerpo a través de la garganta ...tap, tap, tap... y el Hombre Tijera le pisaba los talones.

Según Woody Allen, la vida no es más que cuestión de suerte, de dónde caerá la pelota una vez que choca con la red; pero la vida es solamente una cuestión de decisiones.

Jana giró a la derecha en la encrucijada, entre tuberías oxidadas y papel pintado medio desprendido, y, Jana, tomó quizás la última decisión erronea de su vida ...tap, tap, tap... el Hombre Tijera le había alcanzado, en el momento justo en que entre lágrimas vislumbró una sucia pared que le cortaba la huida ...tap.

Furiosa y aterrada, con los puños cerrados, se giró para enfrentarse a su pesadilla, ... bum, bum... el corazón había multiplicado su tamaño y le ocupaba ya la mitad del cuerpo ...bum, bum, bum... a pesar de las lágrimas que surcaban sus mejillas, elevó la cabeza y encaró a la torva figura que le amenazaba.

-¿Qué quieres de mí?. ¿Por qué me persigues?. ¿No te basta haberme arrancado ya la sombra?. ¿Qué buscas ahora?, ¿mi silueta para tu colección... o tal vez... mis pulgares?. El señor Erizo tenía razón, no se puede escapar del Hombre Tijera y yo ya estoy harta de intentarlo... ¿Sabes qué?, ya no tengo nada que temer de tí: mi alma está escondida bajo las montañas añil en los campos del violín; mis pulgares están fuertemente unidos al resto de mi cuerpo; y mi cuerpo,... mi cuerpo ya no me preocupa, pues acabo de recordar que ya estoy muerta.

Sin apenas dejarla terminar la frase, el Hombre Tijera, clavó con saña sus punzantes apéndices en el pecho de Jana, pero ella se limitó a sonreir y, arrancándose la cabeza, comenzó a golpear con ella la inexistente cara del Hombre Tijera ...chaf, chaf, chaf...

2 comentarios:

ADRI dijo...

HOLA CHICO, LA HISTORIA QUE ME HAS CONTADO HOY POR MSN ME HA LLEGADO AL CORAZÓN Y ME LO HA DESTROZADO Y VUELTO A ARMAR, ASAS COINCIDENCIAS SI QUE LE DAN A UNO UNA PATADA EN LOS TESTICULOS Y LE ABREN LOS OJOS.


ME HA CAMBIADO EL DIA, ME HAN DADO ANIMOS DE SALIR POR LA NOCHE Y DISFRUTAR MI CUMPLEAÑOS COMO SE DEBE

PULGARCITO dijo...

Me encantan las cosas q escribes.

Por favor sigue haciendolo.